Acoso laboral

Acoso laboral

Acoso laboral

El acoso laboral existe, lamentablemente, y a cualquiera le puede suceder, aunque ciertos perfiles de personalidad son más proclives a padecerlo. Pero no es culpa de la víctima, es el agresor el único culpable. Y los demás no pueden mirar hacia otro lado por temor a enfrentarse a los demás. Entre todos podemos ayudar al acosado a superar el problema y al acosador a comprender que esa actitud no es correcta ni aceptable por el agrupo. Si estás sufriendo esta situación, no te asustes y busca ayuda de los profesionales adecuados.

Las personas que sufren acoso laboral se sienten solos y perdidos. No es así. Existen soluciones

Datos y definición

El acoso laboral se ha convertido en un problema demasiado frecuente que afecta a un elevado número de trabajadores de todas las edades y condiciones. Se presenta en ambos géneros, sin que los datos estimados por los expertos señalen una mayoría de afectados de un sexo en concreto. Tampoco hay estadísticas que relacionen específicamente el género masculino o femenino con la agresión en el centro de trabajo.

La definición resulta compleja ya que el término acoso laboral o mobbing (en inglés) refleja una realidad centrada en la presión que sufren los trabajadores (hombres o mujeres) en sus centros de trabajo que les genera emociones negativas (ansiedad, desánimo, depresión, tristeza, miedo, etc.) que interfieren en su vida. Suele ser difícil de reconocer por parte de la víctima pero, cuando ha perdido las ganas de acudir al trabajo o padece una depresión, es posible orientar el diagnóstico en ese sentido. Puede provenir de sus propios compañeros, de los jefes o de los subalternos ya que todos son capaces de influir negativamente en los demás y generarles una sensación de impotencia de la que no son capaces de salir.

Fases para resolver el acoso laboral

Para poder resolver la situación, el acosado precisa superar una serie de fases sucesivas que podemos describir como:
-Debe darse cuenta de que está sufriendo el acoso. Puede parecer sencillo, pero no es tan fácil. Muchas actuaciones se disfrazan de “buen rollo” o son asumidas como normales por quienes las padecen (hay que acabar el diseño, te toca hacer las fotocopias aunque no es tu tarea, le llaman incompetente por no cumplir las expectativas del otro, etc.) y es difícil comprender que se está siendo víctima de acoso laboral.

En ocasiones, es difícil percibir el acoso laboral

-Una vez asumido, es importante hablar con alguien que le ofrezca confianza. Verbalizar lo que está sucediendo y que el receptor ofrezca su ayuda puede favorecer la toma de decisiones en el sentido de ponerlo en conocimiento de los estamentos adecuados.
-Es el momento de pedir asesoramiento legal y ayuda psicológica. El afectado debe conocer sus derechos, saber a lo que se expone, conocer el proceso al que se enfrenta, etc. También es importante estar preparado a nivel mental para lo que va a suceder y mejorar el estado de ánimo para hacer frente a la situación que está viviendo.


-Como colofón, debería recopilar todas las pruebas que tenga a su alcance o las que los demás puedan aportar para afrontar al proceso legal con garantías de éxito. Hacerle frente al agresor ayudará a la víctima a recuperarse psicológicamente, aunque en el momento inicial le resulte muy difícil.

No prolongues el sufrimiento. Acude a un experto en acoso laboral y sigue sus indicaciones

Consulta a un experto

Si estás sufriendo acoso laboral en cualquiera de sus formas de manifestación, necesitas ayuda. Consulta a un experto las opciones que tienes para que esa situación finalice y alcances un merecido bienestar.

Tiene solución. No desesperes.

Carmen Reija

Carmen Reija
Farmacéutica y
divulgadora sanitaria

Comparte el contenido en tus redes

2 comentarios en “Acoso laboral”

  1. Voy al psicólogo desde hace tres meses porque tras la pandemia no me adapto al trabajo. Me siento mejor y voy dando pasos en la dirección correcta. Lo recomiendo.

  2. Al volver al trabajo he visto que todo sigue igual. No me siento bien allí. He pedido trabajar online y me lo han concedido.

Los comentarios están cerrados.

Botón para ir al inicio de la página