Balnearios e hidroterapia una terapia complementaria

Balnearios y terapias de agua

agua: fuente de salud


Buscamos placer y salud rescatando técnicas empleadas por nuestros antepasados, mejoradas y ampliadas.

El concepto sigue siendo el mismo: el agua cura; lo que ha cambiado es la forma de utilizar su inmenso valor terapéutico. Han irrumpido diferentes procedimientos que aprovechan sus bondades intrínsecas aumentándolas exponencialmente.

Cuando pensamos en el agua, no podemos quedarnos únicamente en la de bebida ya que sus aplicaciones son múltiples.


También a este nivel estamos reproduciendo las actitudes de generaciones anteriores y aprovechamos sus conocimientos y experiencias para mejorar nuestra salud y calidad de vida.

Beber agua tiene importantes ventajas para la salud, pero su aplicación externa no deja de sorprendernos.

En Japón, se sigue utilizando Sayu, la cura o la terapia del agua considerada como un método beneficioso para la salud. Los japoneses consideran que con esta técnica “se aprovecha el poder que el agua lleva en su interior” y la utilizan de manera terapéutica.


Hidroterapia

Cuando hablamos de hidroterapia nos referimos al uso del agua como elemento terapéutico en cualquier forma, estado o temperatura. Las propiedades físicas del agua proporcionan los deseados beneficios al proceso de rehabilitación ya que facilitan el movimiento y reducen el impacto sobre las articulaciones.

Se considera un método terapéutico donde se emplean conocimientos fisioterapéuticos de rehabilitación y se obtienen beneficios en patologías relacionadas con el aparato locomotor.

El agua relaja los músculos, facilita el ejercicio, alivia el dolor y el movimiento gracias a la flotabilidad y mejora la estabilidad y el equilibrio en diferentes enfermedades.

La hidroterapia es una buena terapia
el agua relaja los músculos

Hidroterapia como medio de prevención

La hidroterapia es útil para prevenir enfermedades y lesiones. Se considera indicada para tratar las patologías que puedan afectar al aparato locomotor y la movilidad de las articulaciones. Artritis, enfermedades con alteración del equilibrio y la coordinación, patologías vasculares, fibromialgia y atrofias musculares, entre otras, resultan beneficiadas por este tratamiento. También está indicada para tratar secuelas de las heridas por traumatismo.

Es la propia patología la que determinará la forma de aplicación de la hidroterapia, ya que las sesiones deben ser personalizadas, y, en función de las necesidades que tenga el paciente, se emplea la técnica y el tiempo de duración indicada para cada sesión.

Cuidado

Se han descrito algunos riesgos como el corte de digestión que se produce cuando existe un choque térmico, la lipotimia por la entrada y permanencia en el agua que puede manifestarse a la salida o durante el baño, el edema, la urticaria y ciertas alteraciones de la coagulación.

  • Fitoterapia renovadora para tu organismo
    Queremos estar mejor, más delgados, más animados, más guapos, más tranquilos o lo que sea y recurrimos a todas las opciones, una de ellas es la fitoterapia.

Los balnearios

Los occidentales hemos enfocado nuestro interés en buscar procedimientos terapéuticos que utilizan agua en diferentes formas. Pero no todos los centros de tratamiento son iguales.

Podemos distinguir:
  1. Los balnearios o estaciones termales están ubicados en los propios manantiales, por lo que sus aguas mineromedicinales poseen propiedades físico-químicas específicas debidas a las sales disueltas, resultando indicadas para la prevención y tratamiento de ciertas patologías.
    La balneoterapia es el conjunto de tratamientos con finalidad terapéutica que se pueden realizar en un balneario. Incluyen varios procedimientos específicos que deben ser pautados por los especialistas que allí trabajan, siendo recomendable una visita previa al médico antes de iniciar el tratamiento.
  2. Los centros de talasoterapia se localizan en zonas costeras y aprovechan las ventajas del aire y agua del mar, así como las arenas, algas, lodos, etc., siendo interesante su aplicación para diversas dolencias (aparato locomotor, circulatorio, respiratorio, etc.).
    La talasoterapia se puede definir como un circuito de hidroterapia en medio marino. Se utilizan elementos del mar (agua, algas, fangos, etc.) que se tratan antes de ser utilizadas porque se recogen directamente en el mar. Se usa radiación ultravioleta para esterilizar y se calienta hasta 36º C.
  3. Los centros de salud y belleza o spa (salute per aqua) podemos encontrarlos en cualquier lugar, ya sea en las propias ciudades u ofertados como un servicio más en ciertos hoteles de gama media-alta donde se llevan a cabo diferentes tipos de tratamientos para mejorar el estado físico y mental, de belleza, etc. sin utilizar agua de manantial o marina, sino agua potable a la que se pueden añadir sales o aceites para potenciar los efectos relajantes o estéticos de los tratamientos.

Consulta a tu médico antes de acudir, porque suelen recomendarlo a pacientes con patologías variadas (respiratorias, circulatorias, que cursan con dolor, etc.) y su opinión es muy importante para decidir si te conviene o no ir. Una vez allí, habla con los especialistas que trabajan en el centro para decidir.

Carmen Reija

Carmen Reija
Farmacéutica y
divulgadora sanitaria

Botón para ir al inicio de la página