Consejos dietéticos en gastroenteritis

Consejos dietéticos en gastroenteritis

Consejos dietéticos en gastroenteritis

La infección vírica, debida principalmente a Rotavirus, es la causa más frecuente de gastroenteritis aguda y deshidratación en lactantes y niños pequeños. También afecta a los adultos. Su aparición es más habitual entre noviembre y abril, aunque aparecen brotes en cualquier momento del año y en diferentes situaciones. Es fundamental recuperarse completamente para evitar recaídas.

Los niños pequeños pueden presentar gastroenteritis en varios momentos del año

Consejos dietéticos en gastroenteritis. Síntomas y tratamiento

Al inicio puede debutar con un proceso respiratorio que induce a pensar en un problema a este nivel. Después aparecen los síntomas típicos de la gastroenteritis: diarrea, dolor de barriga, retortijones, fiebre, vómitos, cansancio y malestar general. Suele resolverse por sí mismo, pero existe el riesgo de sufrir una deshidratación causada por la pérdida de agua y electrolitos en las deposiciones líquidas que acompañan al proceso.

El tratamiento se centra en reducir los síntomas y aislar al paciente para evitar contagios. Deben seguirse escrupulosamente las indicaciones del médico para superarla en el menor tiempo posible. Mantener la higiene habitual es fundamental para reducir los contagios y que el enfermo se sienta mejor.

Consejos dietéticos en gastroenteritis. Recomendaciones

A nivel dietético, es imprescindible seguir las pautas médicas para reducir la duración y complejidad del proceso. La actuación es diferente en el primer momento y tras empezar la recuperación y superarlo.

Consulta al médico

Indicaciones

No se recomienda el consumo de alimentos sólidos durante las primeras 4-6 horas (niños) o 12 horas (adultos).

Se debe ingerir líquido para evitar la deshidratación. Pequeños sorbos de agua a intervalos cortos son imprescindibles, pero sin forzar al enfermo para evitar que vomite. También se recomienda el consumo de suero oral y limonada alcalina (añadir a un litro de agua hervida y enfriada el zumo de 3 limones, media cucharilla de bicarbonato, media de sal y 3 de azúcar).

Resulta fundamental evitar la deshidratación.

Introducción gradual

Tras este primer momento de impacto, se introducirá gradualmente la dieta sólida, en pequeñas cantidades para comprobar la tolerancia. Entre los alimentos de consumo permitido se incluyen:
-puré de patata y zanahoria.
-huevo pasado por agua, cocido o en tortilla elaborado con poco aceite.
-sopa de arroz, de pescado o de zanahoria.
-pescado cocido o a la plancha (especialmente pescadilla, merluza, gallo, rape).
-carne de ave (pollo, pavo) cocida o a la plancha.
-frutas: manzana asada o rallada con unas gotas de limón, membrillo o plátano maduro.
-pan blanco tostado.

Volver a la normalidad es posible

Para volver a la normalidad y evitar recaídas, sería recomendable que durante la semana posterior sigas unas sencillas indicaciones:
-Elegir una infusión de té o manzanilla poco concentrada con edulcorante y pan tostado para desayunar.
-Mantener la hidratación con agua, suero oral o limonada. No ingerir bebidas frías, con gas ni refrescos.
-Consumir yogures con probióticos y evitar la leche y otros derivados.
-No comer frutas y verduras crudas, especialmente las de hoja verde (acelgas, espinacas, lechugas, por ejemplo).
-Eliminar alimentos integrales o frutos secos por su alto contenido en fibra que tiene efecto laxante.
-No tomar dulces ni azúcar refinado.

Es necesario mantener los cuidados recomendados por el médico para evitar recaídas.

No desesperes

La recuperación está garantizada, aunque te parezca imposible que se acabe el proceso mientras lo estás padeciendo. No desesperes porque en unos días te sentirás mejor. Cuídate al menos durante una semana para evitar recaídas.

Carmen Reija

Carmen Reija
Farmacéutica y
divulgadora sanitaria

Comparte el contenido en tus redes

Problemas cognitivos

Problemas cognitivos. A nivel preventivo y de mejora es fundamental llevar una vida saludable para envejecer de manera adecuada.
Leer más

2 comentarios en “Consejos dietéticos en gastroenteritis”

  1. Beber agua con limón me ayuda con las diarreas. No puede estar muy caliente ni dulce porque me sienta mal.

Los comentarios están cerrados.

Botón para ir al inicio de la página