Covid-19 resultado

Covid-19 resultado

¿positivo o negativo?


Esperar el resultado de la prueba Covid-19 genera una gran tensión a los afectados y a quienes les rodean. La diferencia es sustancial.

El negativo se siente liberado y no percibe la temida presión social.

El positivo se enfrenta a un cambio vital al que se ven abocados además quienes conviven con él o han tenido algún tipo de contacto previo.

Las emociones que rodean al resultado covid influyen en cómo se va a vivir la situación. Es una experiencia nueva y desconcertante.

Sea cual sea, en general, se produce una combinación extraña de sensaciones que abruman a todos los implicados en el proceso a nivel personal, social, laboral, psicológico, físico, etc.




A pesar de que no se puede generalizar, las situaciones que con mayor frecuencia comentan quienes están viviendo un proceso relacionado con Covid serían:

Esperando el resultado

Los optimistas lo viven con tranquilidad, pues están convencidos de que van a ser negativos y, si fueran positivos, mejor pasarlo cuanto antes.

Los pesimistas comienzan a sentir emociones similares a las que viven los positivos. Lo mejor es que esta situación suele ser corta en el tiempo por lo que su efecto no es tan potente y resulta tolerable.

Mi resultado es negativo

Al alivio y alegría inicial por “haber superado la prueba” se unen otras sensaciones difíciles de explicar porque consideran “raro” sentirlas.

Creen que el alivio que les produce el resultado debe hacerles sentirse bien y disfrutar del momento.

Esperando resultados de la prueba del covid

Pero, lamentablemente, no es siempre así. DESTACARÍAN:

  • La incertidumbre ante la posibilidad de que, durante los días siguientes pueda cambiar el resultado ya que nada garantiza su mantenimiento en el tiempo. Son muchos los que han dado positivo unos días después del negativo inicial y saben que tienen que estar pendientes de la aparición de síntomas asociados a Covid.
  • El miedo a convertirse en positivo porque cree saber lo que supone, ya que ha recibido infinidad de informaciones relacionadas con el tema. Se siente atenazado por la situación y se observa continuamente para descartar la existencia de los síntomas que le han indicado que analice.
  • La ansiedad por la salud, el confinamiento, el aislamiento social, los problemas laborales, los estudios, el temor de que las cosas nunca vuelvan a ser como antes, el deseo de que el tiempo pase con rapidez y salir de la situación sin enfermar. Es importante gestionarla correctamente para evitar que se convierta en una patología.

Mi resultado Covid-19 es positivo

La primera reacción, en muchas ocasiones, es la negación: “no es posible”, “se han equivocado” o “no he estado en contacto con ningún positivo”. Es una actitud de afrontamiento típica que se presenta ante los múltiples eventos estresantes que nos acontecen a lo largo de la vida.

Tras el impacto inicial, los positivos viven diferentes sensaciones que se entrecruzan peligrosamente, pues pueden acabar generando un problema de salud añadido al que supone el causado por el virus.

Puedes ver otro artículo relacionado con el Covid19 positivo en el artículo que publiqué en Sanamente.net

La culpabilidad

Suele atacarles con dureza. Se sienten peligrosos, infectados, destructivos, pero realmente son víctimas de un agresivo virus que, puede contagiar a cualquiera. Y esta vez le ha tocado a él. ¿De quién es la culpa?

A la culpa se une la estigmatización. Suelen estar interconectadas y provoca problemas físicos y psicológicos que afectan profundamente a cualquiera, por muy fuerte que sea a nivel psicológico. Es difícil obviar el estigma y sería necesaria una adecuada educación sanitaria que favorezca una convivencia normal entre todos.

El miedo

Por la información que manejan respecto al virus Covid-19. Es lo peor que puede suceder porque centrar la atención en esas noticias negativas que nos bombardean a diario, incrementará el problema y reducirá la deseable mejoría.

Para reducir el miedo es importante concentrar los esfuerzos personales en la recuperación física e intentar aislarse de lo que sucede alrededor para evitar que nos afecte psicológicamente.

La soledad

Porque en un momento tan complicado, lo que uno espera de los demás no se cumple. Temen ser contagiados y evitan acercarse al positivo, sin encontrar tiempo ni para llamarle. Centrarse en las personas que permanecen a su lado y pensar que quienes le han abandonado no merecen ni un minuto de su vida, es la mejor opción.

Más emociones relacionadas al resultado del Covid-19

Un apartado especial merece la tristeza pues es consecuencia del cúmulo de sensaciones a las que se enfrentan quienes están viviendo un proceso covid, independientemente del resultado. Considerarse culpable, sentir miedo o abandono y percibirse como estigmatizado junto a la ansiedad e incertidumbre, generan una profunda tristeza, que debe ser controlada antes de que se convierta en una depresión de consecuencias imprevisibles.

También encontramos algunas personas que, tras un resultado positivo y el tratamiento consiguiente sin padecer complicaciones importantes, sienten alegría. Suelen ser jóvenes, pero también se presenta entre los mayores. Consideran superado el problema y creen que su inmunidad está garantizada, al menos durante un tiempo. Si se ven arropados por su grupo y perciben aceptación social, mantendrán ese envidiable estado de ánimo durante un tiempo difícil de cuantificar.

Acude a un experto

Consultar a un experto sanitario está indicado en cualquiera de las situaciones descritas. A quienes han recibido un resultado negativo puede ayudarles a reducir la ansiedad que sufren esperando el paso del tiempo.

A los que han recibido un positivo, les dará las indicaciones oportunas que, junto a las medidas sanitarias, les permitan afrontar la situación con un cierto optimismo, facilitando su completa recuperación.

Acude a un psicólogo. Consulta tus dudas porque te ayudará a afrontar el problema que estás viviendo.

Carmen Reija

Carmen Reija
Farmacéutica y
divulgadora sanitaria

Botón para ir al inicio de la página