Disfruta de las castañas

Disfruta de las castañas

Disfruta de las castañas

La castaña es la fruta del otoño. Se considera un ingrediente saludable de diferentes platos o un aperitivo en sí mismas. Presenta hidratos de carbono complejos que aportan energía de alta calidad. No renuncies a su consumo porque resultan muy adecuadas para tu organismo.

Disfruta de las castañas. Composición química

La castaña se considera un fruto seco, pero su composición nutricional es similar a la de los cereales. Presenta hidratos de carbono que aumentan el nivel de glucosa en la sangre de forma lenta y sostenida, inulina (una fibra de efecto prebiótico), arginina (un aminoácido fundamental), vitaminas (C, A y E) y minerales (manganeso, potasio, fósforo y cobre).

A pesar de su riqueza en vitamina C, al cocerlas o asarlas se produce una pérdida de entre el 30 y el 40% de su concentración. No te preocupes porque 100 gramos de castañas cocinadas aportan un 25% de las necesidades diarias recomendadas.

La castaña se considera originaria de Asia Menor y fueron los romanos quienes la expandieron por Europa. Se ha utilizado como alimento básico en diferentes momentos de la historia, aunque ha sufrido altibajos. Actualmente existen muchos cultivos en diferentes lugares del mundo. En España se cultiva la Castanea sativa.

Las castañas son ricas en vitamina C

Las castañas aportan minerales y vitaminas

Disfruta de las castañas. Digestibilidad, técnicas culinarias y puntos de venta

Las castañas resultan indigestas y producen gases a algunos consumidores. Se recomienda dejarlas unos días en un lugar fresco, antes de comerlas.
Para mejorar su digestibilidad sería recomendable: evitar comerlas crudas, cocerlas con anís, hinojo, cúrcuma o jengibre fresco, no beber con ellas demasiada agua y masticarlas bien antes de tragarlas para que la saliva ayude a su digestión.

Resultan interesantes para niños y deportistas debido a su aporte de hidratos de carbono complejos. También en dietas de control de peso, por su efecto saciante.

Cuando vayas a comprar castañas, elige las de aspecto sano, con la piel tersa y sin manchas ni agujeros y que resulten firmes al tacto. Se recomienda conservarlas en un lugar seco y ventilado, sin cubrirlas con plástico. Lo más adecuado es utilizar una cesta, un saco o una sencilla tela.

Admiten muchas técnicas culinarias. Puedes cocerlas en olla o microondas, asarlas en el horno o elaborar harina para preparar tartas, bizcochos o lo que tú prefieras.

Resultan adecuadas para niños y deportistas
Puedes encontrarlas en diferentes puntos de venta.
Encontrarás castañas en numerosos puntos de venta
Se presentan frescas, peladas y cocidas al natural en lata, secas (que debes poner en remojo antes de utilizarlas), al vacío, en almíbar y congeladas.
También encontrarás numerosos productos elaborados con ellas: marrón glacé, mermelada y puré, por ejemplo.
No te confundas. El castaño de Indias no es comestible

Evita confusiones

No confundas las castañas comestibles con las que no lo son. Existe una especie, el castaño de indias o falso castaño cuyas castañas no deben comerse. Se utiliza en forma de pomada por vía externa para tratar problemas circulatorios como las varices o las hemorroides.

Carmen Reija

Carmen Reija
Farmacéutica y
divulgadora sanitaria

Comparte el contenido en tus redes

Problemas cognitivos

Problemas cognitivos. A nivel preventivo y de mejora es fundamental llevar una vida saludable para envejecer de manera adecuada.
Leer más
Botón para ir al inicio de la página