Elige bien la leche

Elige bien la leche

Elige bien la leche.

El amplio consumo que se hace de la leche de vaca y los problemas asociados a su consumo ha favorecido la aparición de variedades vegetales para quienes sufren intolerancias o alergias (soja, arroz, avena, etc.). Consulta a tu médico y elige la que mejor te sienta.

Elige bien la leche. Características de los productos recomendados

De manera general, destacaría que estos productos no contienen lactosa ni colesterol, son bajos en grasa y aportan las insaturadas (más saludables que las saturadas), son fuente de vitaminas (especialmente del grupo B) y participan en el mantenimiento del equilibrio entre sodio y potasio, por ejemplo.


Existen numerosas posibilidades

Elige bien la leche, la que mejor se adapte a tus necesidades

Elige bien la leche. Opciones saludables

Las opciones presentes en el mercado son muy numerosas y encontrarás un amplio abanico para elegir. Hemos seleccionado algunas que puedes encontrar fácilmente en cualquier punto de venta:


Soja, ha sido la primera que apareció en el mercado con la suficiente fuerza para hacerle sombra a la tradicional de vaca. Contiene proteínas, vitaminas (especialmente del grupo B y la E), minerales (magnesio, hierro, calcio, etc.), isoflavonas, etc. Se están realizando estudios para determinar si tiene efectos negativos sobre el organismo y se ha comprobado que resulta difícil de digerir para quienes tienen problemas con las legumbres (lentejas, garbanzos, etc.). Elige la orgánica.

Quinoa, rica en proteínas, fibra, vitaminas (A y E), minerales (litio, calcio, hierro, fósforo, etc.). Muy nutritiva, perfecta para celíacos y para quienes desean una dieta baja en grasa. El mayor problema es el precio porque resulta cara.

Arroz, elaborada con granos molidos, cocidos y fermentados. Es hipoalergénica y sin gluten, lo que resulta muy interesante para los celíacos. Contiene vitaminas B 3 y B 6, potasio, magnesio, triptófano y ácidos grasos poliinsaturados. Muy adecuada si quieres relajarte, pero tiene un alto índice glucémico, por lo que no estaría indicada para diabéticos.


Avena, rica en vitaminas (grupo B, D, E y K), minerales (magnesio, hierro, calcio, fósforo), ácidos grasos esenciales y antioxidantes, fibra, proteínas y betaglucanos. Es saciante, baja en calorías y relajante. Contiene gluten, por lo que no está indicada para celíacos. Resulta adecuada si quieres reducir o mantener tu peso.

Arroz, avena, quinoa o almendras, entre otros alimentos se elaboran en forma de leche

Almendras, obtenida a partir de la harina de estos frutos que se mezcla con agua y, normalmente, sustancias endulzantes (para mejorar su sabor). Rica en fibra, proteínas (contiene L-arginina, un aminoácido esencial) y minerales (magnesio, hierro y calcio), resulta muy indicada para mantener los huesos sanos. Se recomienda en mujeres lactantes y menopáusicas, pero no deben consumirla los alérgicos a las almendras o los frutos secos.


Avellanas, rica en minerales (zinc, selenio, magnesio, cobre, fósforo), vitaminas del grupo B y E, fibra, ácido fólico, etc. Por su bajo contenido en sodio se recomienda a quienes deben controlar su ingesta y a embarazadas, ancianos y niños, pero no se puede abusar de su consumo.

Puedes elaborar platos dulces y salados con todas ellas.

Combina como quieras

Las opciones son muy numerosas y tienes la posibilidad de elegir la que mejor se adapta a ti. Incluso se recomienda variar el consumo y no centrarse solo en una de ellas, ya que cada una aporta nutrientes diferentes e interesantes para la salud.

Pruébalas y decide la que prefieres tanto para el consumo directo como para elaborar platos cocinados dulces y salados.

Carmen Reija

Carmen Reija
Farmacéutica y
divulgadora sanitaria

Comparte el contenido en tus redes

El pesimista

El pesimista. El pesimismo y la tristeza son algunas de las manifestaciones o síntomas más…
Leer más

Acoso laboral

Acoso laboral. A cualquiera le puede suceder, aunque ciertos perfiles de personalidad son más proclives…
Leer más
Botón para ir al inicio de la página