usos de la fitoterapia

Fitoterapia renovadora para tu organismo

los usos más comunes de la fitoterapia


Queremos estar mejor, más delgados, más animados, más guapos, más tranquilos o lo que sea y recurrimos a todas las opciones que tenemos a nuestro alcance, una de ellas es la fitoterapia por sus múltiples usos.

Una muy utilizada es la fitoterapia, por la sensación de que es algo natural y no va a perjudicarnos.

A pesar de esa percepción de seguridad, se recomienda precaución. No te automediques. Consulta a tu médico, farmacéutico y/o experto antes de utilizarla y no ocultes su consumo.

Existen diferentes formas de presentación, dosificaciones, mezclas sinérgicas, etc. encaminadas a mejorar los efectos de sus componentes activos.


Su amplia difusión nos permite destacar algunos compuestos de uso frecuente:

1. Para el sobrepeso:

  • Glucomanano y plantago son saciantes y/o reductores de la absorción. Se deben acompañar con una gran cantidad de agua para minimizar el riesgo de oclusión intestinal.
  • Fucus útil en estados de fatiga y astenia y como coadyuvante en dietas de control de peso porque reduce el apetito y tiene efecto laxante.
    Su contenido en yodo puede interferir en tratamientos con hormonas tiroideas y producir alteraciones en la función tiroidea del enfermo.
Fitoterapia para el sobrepeso
  • El té verde presenta principios activos que actúan a varios niveles para conseguir una reducción del peso. Salvo en casos de consumo excesivo y prolongado, no presenta toxicidad directa, aunque deben tomarse precauciones si se administra a hipertensos, a pacientes tratados con digitálicos o con IMAO y a personas con problemas para conciliar el sueño (es más adecuado hacerlo por la mañana o a primera hora de la tarde).

2. Para tu piel:

El aceite de rosa mosqueta, mejora la regeneración, microcirculación y nutrición cutánea, lo que reduce arrugas superficiales, aumenta la tersura e hidrata la piel seca, mejora el aspecto de las cicatrices y de las estrías, reduce las manchas cutáneas, previene y corrige el fotoenvejecimiento por exposición a las radiaciones solares, activando la melanina. Elígelo 100% puro sin aditivos.

3. Revitalizantes:

  • Ginseng, para situaciones que cursan con cansancio, astenia, fatiga general, estrés, agotamiento físico e intelectual o fatiga crónica, pues aumenta los reflejos y revitaliza, mejorando el estado físico y mental. No se recomienda combinarlo con cafeína u otros excitantes, antidepresivos, tratamientos hormonales, antipsicóticos o estimulantes del SNC. No se debe administrar a niños, ni en embarazo y lactancia. No usar en insomnes, enfermos de tiroides, ni en hipertensos o pacientes con trastornos cardíacos, pues afecta a la tensión arterial. Tampoco se debe tomar antes de ir a dormir.
  • La levadura, contiene proteínas de alto valor biológico, vitaminas del grupo B, minerales, ácidos grasos (oleico y linoléico) y fibra, por lo que es un estupendo suplemento alimentario para mejorar la piel, el cabello, las uñas y reducir el cansancio.

4. Depurativas:

  • Cola de caballo considerada diurética y desintoxicante, también es remineralizante debido a su riqueza en silicio. Se recomienda para la fragilidad ósea, patologías que precisan remineralización, caída de cabello, uñas quebradizas, calambres y como digestivo y diurético.
  • Alcachofa que favorece la eliminación renal y digestiva. Está indicada para el tratamiento sintomático de los trastornos dispépticos: hinchazón epigástrica, náuseas, aerofagia y flatulencia. No puede sustituir los tratamientos farmacológicos prescritos por el médico y debes preguntar si es o no compatible.
  • La cáscara sagrada para el estreñimiento ocasional o la resolución de situaciones en las que se hace necesario facilitar la evacuación. Es un laxante estimulante que sólo se debería usar bajo prescripción, de forma esporádica (máximo 8 días) y mejor por la noche (pues tarda unas 8 horas en hacer efecto). Provoca efectos secundarios como: diarrea, espasmos intestinales, dolor abdominal, pérdida de electrolitos (hipopotasemia e hipocalcemia), etc.
  • Diente de león considerado depurativo, diurético y laxante siendo muy útil como coadyuvante en dietas de adelgazamiento y para eliminar toxinas y reducir la celulitis.
    Se han descrito efectos secundarios como molestias intestinales y acidez.

Cualquiera de estos productos debe ser administrado bajo consejo del especialista, pues aunque son “naturales”, tienen efectos sistémicos sobre el organismo que no pueden olvidarse y debes consultar si notas algún problema al consumirlos.

Especial cuidado merecen los pacientes con problemas tiroideos, diabéticos, cardiópatas y polimedicados, así como con fármacos que presentan un estrecho margen terapéutico, cuyos efectos adversos pueden implicar una mayor gravedad.

No los compres fuera de los cauces establecidos. Acude a un local especializado y consulta al experto sanitario. No sirven para todo, ni para todos, y deben utilizarse de manera adecuada.

Carmen Reija

Carmen Reija
Farmacéutica y
divulgadora sanitaria

Botón para ir al inicio de la página