Frutos de otoño

Frutos de otoño

Frutos de otoño

Con la bajada de la temperatura, llegan los primeros resfriados. Hay más humedad, hace más frío, se reducen las horas de sol y el estrés se dispara por el exceso de responsabilidades y la falta de tiempo para cumplir con todo. Disminuye abruptamente nuestro bienestar, nuestras defensas inmunitarias bajan y nos sentimos mal.

Ricos en vitaminas y minerales

Es importante incluir en nuestra dieta hierro, vitaminas del grupo B, proteínas, vitamina C, antioxidantes e hidratos de carbono complejos. El otoño resulta perfecto para disfrutar de setas, champiñones, granadas, uvas o castañas, que en esta época están en su momento óptimo de sazón.

Elige el que prefieras

  • Caqui
    Aporta vitaminas y potasio, imprescindibles para el sistema nervioso y actúa como antioxidante, por lo que ayuda a combatir el envejecimiento. Resulta beneficioso en personas que padecen diarrea o tienen elevados niveles de colesterol.
    Es posible encontrarlo en el mercado de septiembre a enero. Puedes consumirlo al natural, en puré o en ensalada.
  • Castaña
    Presenta hidratos de carbono, agua, grasa, minerales (potasio, fósforo, hierro, calcio, magnesio) y vitaminas del grupo B. Su contenido calórico es de 195 Kcal por 100 gr.
    Puedes consumirlas en crudo, en marrón glacé, en pasteles, rellenos de aves, con verduras, en puré, en cremas vegetales, como entrante o guarnición.

  • Granada
    Contiene agua, azucares (glucosa y fructosa), fibra, polifenoles, flavonoides, ácido málico, ácido oxálico, ácido cítrico, taninos, vitaminas (del grupo B y C) y minerales (potasio, magnesio, hierro y fósforo, fundamentalmente). Aporta unas 35 calorías por cada 100 gramos y se considera un buen antioxidante.
    Puedes comerla directamente tras sacar los granos de su interior, macedonia, zumo (granadina) sólo o combinado con naranja por ejemplo, helados, batidos, cremas, ensalada, combinada con alimentos salados como el jamón, atún, etc.
  • Kiwi
    Presenta un alto contenido en vitamina C, que lo convierte en un buen antioxidante, mejora el estreñimiento, ayuda a rebajar el estrés y combate la anemia. Puedes encontrarlo en tu frutería habitual de septiembre hasta abril.

  • Limón
    Bajo en calorías, glúcidos y lípidos, contiene agua, una pequeña proporción de fibra, flavonoides, betacarotenos, ácidos (cítrico, cafeico), minerales (flúor, hierro, potasio, calcio, magnesio, etc.) y vitaminas (del grupo B, P, A y C).
    Lo mejor es consumirlos frescos en crudo, pelados pero enteros. Se utiliza en múltiples comidas y bebidas tanto dulces como saladas, enteros o simplemente el zumo (una limonada o una tisana para mejorar el dolor de garganta), ensaladas, guisos, paellas, filetes, pescado, tartas o helados,
    Aunque lo podemos encontrar todo el año, sus meses de maduración con de octubre a junio.
  • Mandarina y naranja
    Presentan un alto contenido en vitamina C, para disminuir los efectos de la gripe y el resfriado. Es posible encontrarlas en el mercado desde septiembre hasta abril.
  • Manzana
    Contiene pocas calorías, unas 50 por cada 100 gramos, perfecta para una dieta de adelgazamiento. En su piel presenta pectina, un tipo de fibra muy saciante.
    En cualquiera de sus variedades, la puedes encontrar todo el año en el mercado, pero las mejores se cultivan en otoño. Puedes consumirla en crudo, asada, en puré, como guarnición de carnes o tartas.
  • Pera
    Proporciona fibra y vitaminas, reduce la presión arterial, favorece la reparación de la piel y ayuda a perder peso.
    Presente en el mercado desde junio hasta diciembre, elige la variedad que más te guste. Puedes consumirla en crudo, cocida, en tartas o como guarnición de pescado.

Setas y uvas

  • Setas
    Su contenido calórico es muy bajo, por lo que se recomiendan en dietas destinadas a la reducción de peso. Si las setas frescas te resultan indigestas, no se recomienda comerlas para evitar dolor de estómago, gases e hinchazón abdominal.
    Las opciones de consumo son variadas: un plato en sí mismas, salteadas con ajo, pimiento y aceite, en menestra, como acompañamiento de otros alimentos, en revuelto o en ensalada.
  • Uva
    Contiene hierro, fósforo y calcio, imprescindibles para el sistema inmunológico y prevenir la osteoporosis
    Las puedes encontrar desde agosto en el mercado. Su consumo puede ser en crudo, con queso o en guisos de carne.

Carmen Reija

Carmen Reija
Farmacéutica y
divulgadora sanitaria

Comparte el contenido en tus redes

5 comentarios en “Frutos de otoño”

  1. Me encanta la granada pero odio pelarla. Ahora la compro ya preparada y la como todos los días.

  2. El caqui no me gusta nada. Demasiado dulce me parece. Las demás frutas de otoño me gustan y las como habitualmente

  3. Me encantan las setas pero soy incapaz de digerirlas. Siempre que las como me duele el estómago.

  4. Me sientan muy bien las granadas y me ayudan con el estreñimiento. Procuro comerlas a diario en esta época.

  5. Me gustan mucho las castañas. Estoy deseando que empiecen a verse en el mercado. Las recomiendo asadas.

Los comentarios están cerrados.

Botón para ir al inicio de la página