La poco conocida ortorexia

La poco conocida ortorexia

La poco conocida ortorexia

La aparición de trastornos relacionados con nuestra forma de comer es más frecuente de lo que pueda parecer y resultan peligrosos si afectan a la salud. Es posible detectar ciertas señales de alarma que nos permitirán consultar a los profesionales indicados. Estas situaciones deben ser atajadas desde su inicio, porque una actitud anómala ante la comida (ataques compulsivos a la nevera, alimentación básica y de espectro reducido, etc.) puede desembocar en una patología en la que se encadenan defectos nutricionales y problemas psicológicos que es preciso tratar correctamente. Si nos centramos en el número de casos confirmados por los expertos, las más habituales son la anorexia y la bulimia, aunque ha aumentado el número de quienes padecen ortorexia y otras patologías de un perfil similar.

No todos los expertos coinciden en que la ortorexia pueda ser considerada una enfermedad como las habituales. Lo que sí se ha confirmado es que las personas que la padecen están muy preocupadas por la calidad de los alimentos que consumen y pueden llegar a enfermar si eliminan de su dieta habitual compuestos imprescindibles que generarían carencias nutricionales (anemia y avitaminosis, por ejemplo).

Características de la ortorexia

Las características que describen a un ortoréxico han sido definidas con claridad. Necesitan conocer la composición de todo lo que ingieren, evitando los compuestos artificiales, los colorantes, conservantes, y todo lo que no sea completamente “natural”, según sus propios parámetros.

La poco conocida ortorexia. Definición. Actitud y problemas asociados

La mejor definición sería describirla como una obsesión patológica por consumir únicamente productos orgánicos, vegetales, sin grasas, sin aditivos artificiales y preparados de manera saludable. La mayor diferencia con la anorexia sería que los anoréxicos se preocupan por la cantidad de comida que ingieren y los ortoréxicos se obsesionan con la calidad.

Su actitud ante los productos alimenticios les lleva a un complicado círculo sin retorno del que no son capaces de escapar: no comprar nada de origen desconocido, no acudir a restaurantes que no les garanticen la calidad que desean, no comer con amigos porque no comprenden su actitud. Cuando se saltan las reglas, se sienten culpables y se someten a una estricta dieta o ayunan completamente para depurarse. En este punto, la carga psicológica que genera el problema actúa sobre su comportamiento y la alteración que sufren hace necesaria la intervención de un especialista.

Destacable sería que, al suprimir las grasas se ve afectada la absorción de vitaminas liposolubles y ácidos grasos imprescindibles para la vida. Al no comer carne, el nivel de hierro se reduce y aparece la anemia ferropénica. Cuando comen únicamente vegetales, aparecen carencias de proteínas animales, lo que acaba produciendo problemas nutricionales.

Es fácil reconocer a los ortoréxicos

Es posible reconocerlos porque padecen una obsesión por comer alimentos sanos, presentan comportamientos obsesivos, han padecido anorexia o tienen tendencia a ello, suelen ser vegetarianos, excluyen cualquier tipo de alimento tratado con herbicidas o pesticidas y porque jamás se saltan su dieta, prefiriendo renunciar a estar con amigos o acudir a un evento. Si conoces a alguno, ayúdale aunque crea que no lo necesita.

Se precisará tratamiento cuando la ortorexia afecte a su calidad de vida.

Tratamiento

El tratamiento se basa en combinar la terapia psiquiátrica y farmacológica siendo necesario un enfoque multidisciplinar. Normalmente intervienen varios especialistas sanitarios: endocrino, psicólogo, psiquiatra, nutricionista y otros.

Carmen Reija

Carmen Reija
Farmacéutica y
divulgadora sanitaria

Comparte el contenido en tus redes

El pesimista

El pesimista. El pesimismo y la tristeza son algunas de las manifestaciones o síntomas más…
Leer más

Acoso laboral

Acoso laboral. A cualquiera le puede suceder, aunque ciertos perfiles de personalidad son más proclives…
Leer más

1 comentario en “La poco conocida ortorexia”

  1. Una amiga está obsesionada con este tema. Solo consume productos que ella considera naturales y va a tiendas especializadas. No sé si padece ortorexia pero ella cree que los equivocados somos los demás.

Los comentarios están cerrados.

Botón para ir al inicio de la página