La salud

La salud

Nunca como estos días se habla tanto de salud.

Algunos dirán que este término está siempre flotando en el constructo colectivo y por eso muchos-hasta los antropólogos- analizan contextos donde aparece el término como el refranero popular.

Siempre se ha dicho que el refrán se ha constituido en base de la sabiduría popular.
Se dice “salud, dinero y amor” y se expresa en esos términos donde la salud ocupa un primer lugar.

¿De que serviría el dinero si quien lo tiene está bajo los efectos de una enfermedad que le impide disfrutar de esos caudales?

Es cierto que el amor ha generado también infinitas frases como es de “contigo pan y cebolla”. Si. Habría que verlo.

¿Cuánto tiempo podría durar un amor que, siendo al principio sublimado a través de las miradas al ser amado, se encontrase cada día con la dificultad de cubrir las mínimas necesidades? Prefiero no pensar en ello.

Como parece que el término salud gana en la consideración de las personas por estar en primer lugar de los deseos convendría a mi juicio consultar algunas definiciones. He considerado esa perspectiva y lo hecho hasta que he encontrado una, llamémosla definición universal; se trata de la ofrecida por la OMS (Organización Mundial de la Salud) que dice así:

«La salud es un estado de perfecto (completo) bienestar físico, mental y social, y no sólo la ausencia de enfermedad». La SALUD, según la definición que la OMS hace del término, es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades»

Análisis del texto de la OMS

Creo que un análisis del texto de la OMS nos puede servir para ampliar el concepto y a partir de ahí volver a preguntarnos sobre nuestra propia salud y la de otros.
Es decir que no solo se trata de sentirse, una mañana cualquiera o siempre, bien porque no me duele nada. Hay algo más.
Existe la posibilidad comentada por multitud de expertos acerca de la importancia de la estabilidad emocional sin cuya estabilidad cabe el riesgo de iniciar un proceso que traspasa lo “anímico” hasta empezar a sentir ciertas molestias físicas que van evolucionando progresivamente de tal suerte que lo físico y lo “anímico” van constituyendo un estado de malestar indeterminado que termina por despistar a los médicos de cabecera acabando en manos de especialistas.

Tenemos un ejemplo

Tenemos un ejemplo (esto lo digo con la mayor de las reserva y respeto a quienes lo padecen) y me refiero a la fibromialgia que tantos folios rellena. Algunos reumatólogos han llegado hasta la fatiga clínica y el hecho es que la Seguridad Social se las ve y se las desea para aceptar el diagnostico.

Obsérvese además el hecho de que la OMS no ha descuidado un aspecto de la salud de gran importancia y es el equilibrio de lo social. Yo entiendo que el ser humano, claramente calificado como ser “social” no puede descuidar la necesidad, digámoslo as´, genética de vivir, rodearse, establecer vínculos con los demás, con los de su especie.
De hecho, se considera a la soledad como un elemento perturbador y una puerta a perder la razón.

No olvidemos que una tortura clásica es la de imponer el aislamiento como una medida de presión que hará que el individuo sometido a ella terminará por “claudicar”.
¿Entonces? Nada. Que cuando hablemos de salud debemos tener en cuenta lo dicho aquí como una especie de mantra.

Antes de decir estoy bien, o estoy sano, referido a nosotros o a otros tendríamos que sospesar los otros dos términos de la definición. Lo psíquico y lo social.
Por cierto, en estos tiempos pandémicos se sabe que lo social está fallando por mantener la salud.

¿Qué hacer? Reforzar, digo yo, los lazos a través de las nuevas tecnologías que no resuelven, pero ayudan a mantenernos conectados.

Si ya sé que es virtual. Qué le vamos a hacer. Menos da una piedra. Buenos días.

Carlos Pajuelo de Arcos

Periodista y escritor. Profesor Emérito de Universidad

Las vacaciones escolares

Las vacaciones escolares. Este momento gratificante puede convertirse en una pesadilla para los adultos. No desesperes. Existen opciones.
Leer más

Dolor y lágrimas

Dolor y lágrimas. Hace tiempo que escribir me duele tanto. Y aquí me tienen, sin poder escapar de mi propio corazón.
Leer más

Problemas de los piercings

Problemas de los piercings. Una bonita ilusión puede convertirse en un peligro para tu salud. Acude a un buen profesional. Consulta al médico.
Leer más
Botón para ir al inicio de la página