Long Covid-19 y la pandemia que nos divide.

Long Covid-19 y la pandemia que nos divide.

A lo largo de los tiempos, el mundo ha estado dividido por múltiples razones pero, desde que se decidió abordar la Covid-19 como una gripe, nos hallamos más divididas/os que nunca.
Y es que, si bien esta estrategia-con palabro incluido-es una manera de, ante una sensación de temor y ansiedad por «una amenaza incierta» potenciar que estamos ante una «realidad estable» y devolvernos a la «normalidad»… llamar a algo de forma errónea e intentar tratar esta enfermedad como una que conocemos podría producir el efecto contrario en una población inquieta, frustrada y preocupada por una pandemia interminable al generar mayor desconfianza por no saber cuándo a una persona le dicen la verdad.

Y en este contexto de estrés y tensión subyacentes, navegamos como velero en aguas turbulentas.

Muchas/os celebran el fin de la pandemia y miran como las vacas al tren a quienes sabemos que no ha terminado.

Divididas/os desde el principio entre quienes enfermamos y quienes no lo hacen, entre quienes se recuperan y quienes no lo hemos logrado aún nos divide el egoísmo de quienes no han visto al lobo de cerca o lo que saben de él es que se comió a alguien y ya está; hay que acabar con esto alguna vez.

Long Covid-19 y la pandemia que nos divide. Una realidad divergente.

Y así:
Nos divide el uso de la mascarilla.
Nos divide la vacuna (aunque se haya anulado la obligatoriedad del certificado Covid-19 para acceder a muchos lugares).
Nos divide el control de los aforos.
Nos divide la ventilación en interiores.
Nos divide el humo del tabaco encima.
Nos divide todo.
Sobre todo, nos divide la falta de conocimiento e información.
Unas/os se mofan de quienes sabemos que el virus sigue circulando-y jodiéndonos-llamando miedo a lo que en realidad es protección, aprensión a lo que es prudencia y paranoia a lo que es priorizar la salud.
Y otras/os, simplemente, seguimos resistiendo a todo y a todas/os.

Las/os nuevas/os expertas/os de «todo lo sé», aunque en realidad «no sé nada», abundan y se han convertido en adalides de la pasión por la vida mientras que las/os informadas/os parecemos, a sus ojos, no querer disfrutar de la misma.

Estamos en una realidad donde divergen dos realidades: la pandemia en presente y la pandemia en pasado.
Y si no cantas a pleno pulmón con la mascarilla de corbata, copa en ristre y sin que corra el aire entre otras/os (mejor sudadas/os para que haya calorcito humano) y tú…. eres un zoquete o una/un chalada/o.

Somos muy básicas/os.
Nunca un «divide y vencerás» fue tan fácil de conseguir

Isabelle Delez

AUTORA Isabelle Delez
Periodista, Correctora ortotipográfica, traductora y Coach.

Licenciada en Ciencias Sociales y de la Información.

Técnica en Relaciones Públicas y Protocolo Social.

Experta en Coaching de vida.

idelez@ymail.com
belladelez@gmail.com
Getxo, Bizkaia

Comparte el contenido en tus redes

La peligrosa vigorexia

La peligrosa vigorexia. Es importante prevenir su aparición: desmitificar los cuerpos perfectos y aprender a aceptarse. Consulta al médico.
Leer más
Botón para ir al inicio de la página