Los niños aprenden a comer saludablemente

Los niños aprenden a comer saludablemente

Los niños aprenden a comer saludablemente

En la infancia puedes inculcarle hábitos saludables que le acompañarán toda su vida y evitarán problemas de salud en el futuro. Anímale a comer frutas, verduras, carnes magras, legumbres, lácteos sin grasa, cereales integrales, etc. Limita el consumo de líquidos dulces, azúcares refinados, grasas, alimentos procesados, comida rápida, etc. Aunque es difícil, seguro que lo conseguirás.

Comer en familia

Intentad comer en familia con frecuencia. El ritmo de vida os lo pone difícil, pero es bueno aprovechar todas las ocasiones en que sea posible hacerlo y convertirse en un momento agradable, sin tensiones, en el que se anime a probar cosas nuevas en un ambiente cómodo. Evita criticar su conducta y dale un buen ejemplo con tu actitud.

Si tú no comes correctamente, resulta complicado que él entienda que debe hacerlo bien. Evita que tus “manías” se conviertan en las suyas..

Pequeños cambios saludables

Es mejor introducir pequeños cambios diarios en su menú para evitar enfrentamientos y que “se aburra” de ciertos alimentos a los que cogerá manía si lo presionamos excesivamente. Te proponemos:
-Ofrécele fruta y verdura en las comidas. Es una opción deliciosa y nutritiva que puedes combinar como quieras. Dale color con salsa de tomate a la menestra, mezcla la fruta con yogur o helado, etc.
Alterna la merienda; unos días chocolate y otros fruta. También puedes usarlo como un premio: si se come la fruta, le das el chocolate. El bocadillo tradicional constituye una elección estupenda a la que no suelen resistirse…
-Reduce el consumo de bebidas con alto contenido en azúcar que puede dañar sus dientes. Hazlo lentamente si el niño los bebe habitualmente. El objetivo es que se olvide de ellos completamente y llegue a verlas como un premio.
-Anímalo a beber leche. En la comida, a los niños de hasta dos años puedes darles leche entera porque sus ácidos grasos esenciales son necesarios para el crecimiento y desarrollo de su cerebro. A los mayores de dos años, leche semi o desnatada. Los menores de un año no deben tomar leche de vaca. Consulta a tu pediatra.
-Enséñale a beber agua. Es fundamental para mantener hidratado su organismo. No puede decir que no le gusta porque no sabe a nada; así que no caigas en esa trampa. Debe tomarla aunque no tenga sed, especialmente si la temperatura ambiente es elevada.

La merienda es importante

Puedes complementar su dieta diaria durante la merienda, porque llegan hambrientos del colegio y se comerán lo que les pongas. No debe ser repetitiva y se recomienda que coman: bocadillos, galletas integrales naturales, frutos secos, zumo natural, frutas, yogurt bajo en grasa con frutas naturales añadidas, verduras crudas, etc. También puedes preparar un sencillo bizcocho básico con huevos, harina integral, yogur, levadura, aceite de oliva y azúcar sin refinar…y añadir lo que quieras (nueces, fruta fresca troceada, chocolate, etc.).

Una dieta vegetariana es posible

Si sois vegetarianos, una dieta vegetariana bien planificada que incluya productos lácteos y huevos pueden seguirla también niños y adolescentes. Es una excelente manera de adquirir el hábito de una alimentación saludable. Si el niño decide hacerse vegetariano, enséñale a planificar las comidas para obtener todos los nutrientes necesarios a diario. Los adolescentes requieren calcio y vitamina D, siendo especialmente importante durante la menstruación el aporte de hierro en su dieta. Consulta al médico y sigue sus indicaciones.

Carmen Reija

Carmen Reija
Farmacéutica y
divulgadora sanitaria

Comparte el contenido en tus redes

El pesimista

El pesimista. El pesimismo y la tristeza son algunas de las manifestaciones o síntomas más…
Leer más

Acoso laboral

Acoso laboral. A cualquiera le puede suceder, aunque ciertos perfiles de personalidad son más proclives…
Leer más

3 comentarios en “Los niños aprenden a comer saludablemente”

  1. Mi hija está siempre preocupada con la comida. No le gusta nada y en el colegio deja casi todo en el comedor. Merienda y desayuna bien pero al mediodía no quiere nada. El pediatra me ha tranquilizado.

  2. Mi hijo tiene 5 años y le encanta la fruta. Come de todo porque desde pequeño se la ofrecíamos a todas horas.

Los comentarios están cerrados.

Botón para ir al inicio de la página