Mejora tu alimentación en septiembre

Mejora tu alimentación en septiembre

Mejora tu alimentación en septiembre. Para la mayoría se ha acabado el verano y es necesario volver a la rutina diaria. Lo vivido previamente pronto se olvidará, pero no debe resultar negativo para ti.

Seguro que has disfrutado a tu manera y no tienes que dar explicaciones, pero es el momento de recuperar la normalidad y reformatear tu mente y tu cuerpo para afrontar la llegada del otoño.


Mejora tu alimentación en septiembre. Una nueva etapa

En esta nueva etapa resulta primordial que te sientas bien y, para ello, deberías realizar ciertos cambios en tu rutina diaria.

Es factible disfrutar de la vida cotidiana si descansas correctamente y no te encierras entre las cuatro paredes de tu casa o lugar de trabajo,


No lo vivas como una obligación, piensa que es una nueva etapa de la que podrás disfrutar si te organizas adecuadamente.

Tampoco te culpes por sentirte mal.

Disfruta de esta nueva etapa

Realiza cambios en tu vida diaria y no caigas en la rutina

Es un buen momento de reunión con amigos para cambiar impresiones y reírte, hacer ejercicio adaptado a tu estado físico, comer adecuadamente, mantener una buena hidratación, reducir el estrés y planear nuevas actividades que te permitan disfrutar de cada minuto.

Mejora tu alimentación en septiembre. Consejos generales

La alimentación es un elemento fundamental para alcanzar el objetivo de sentirte bien.

Es posible que hayas ganado peso, pero no debes iniciar una dieta estricta sin control por el especialista.

Renunciar a ciertos alimentos puede generar una excesiva tensión que incidirá negativamente en tu estado de ánimo.

Te viene bien darte un capricho culinario y no estar sufriendo por ello. Relájate y plantéate perder esos quilos de manera progresiva.

Sería aconsejable incluir alimentos que incrementen la energía que consideras perdida y generen un estado de ánimo positivo, excluyendo lo que no resulta “sano” según los parámetros de tu médico (en función de tus necesidades reales).

.

Las recomendaciones son muy variadas y podemos destacar:
-Consumir alimentos ricos en proteínas (carne, pescados, legumbres, etc.) en todas las comidas. Te ayudarán a recuperar la energía que percibes reducida y a quemar calorías de manera natural. Cambia tus desayunos e incluye jamón serrano, huevos cocidos o pavo como fuente de proteínas si la indicación médica no es contraria a su consumo

Mejora tu alimentación en septiembre con productos naturales de temporada

-Limitar el consumo de azúcar y evitar el refinado. No endulzar las comidas y bebidas o utilizar un sustituto sano (como la miel). El exceso de azúcar puede generarte una sensación agradable de manera inmediata, pero, a la larga, simplemente servirá para aumentar tu peso y te hará sentir mucho peor que antes.
-Reducir la cafeína. Sustituir el café por un té verde (rico en antioxidantes), pero sin abusar tampoco de su consumo. La cafeína resulta excitante y no te conviene ponerte más nervioso de lo que ya estás por tener que volver a adaptarte a la rutina.
-No beber alcohol. Utilizarlo como remedio para la tristeza no resulta conveniente ya que es un depresor del sistema nervioso central y lo que obtendrás será un efecto contrario al que tú deseas conseguir.

Consulta a tu médico y sigue sus indicaciones

Mejora tu alimentación en septiembre. Consulta a tu médico

Acude a tu médico. Confía en él y no te sientas mal por sentirte incómodo con la vuelta a la rutina o por ser un afortunado que tiene trabajo cuando tus amigos y familiares no lo poseen.

Cuéntale lo que pasa, lo que sientes. Es el único que puede indicarte los pasos a seguir, si necesitas algún tratamiento farmacológico o no y te ayudará a resolverlo.

Carmen Reija

Carmen Reija
Farmacéutica y
divulgadora sanitaria

Comparte el contenido en tus redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón para ir al inicio de la página