Mejorar varices

6 Medidas Terapéuticas para mejorar tus varices

Esas venitas azuladas que recorren tus piernas pueden ser varices


En relación a las varices y mejorar su estado, resulta imprescindible diferenciar si el problema es médico o estético y eso sólo lo puede hacer el especialista. Acude a él para que te recomiende el tratamiento más adecuado a tu situación.

Cualquier problema circulatorio o síntoma que notes en tus piernas indica la necesidad de consultar a tu médico de familia, quien te informará de su origen y lo tratará adecuadamente.

En caso de que lo estime necesario, te derivará a un especialista vascular, quien realizará las pruebas oportunas y prescribirá las pautas a seguir.

Las varices son alteraciones de las venas de las piernas cuya aparición se debe al mal funcionamiento de las válvulas encargadas del retorno de la sangre al corazón.



Al producirse la insuficiencia venosa la sangre se estanca, las paredes de las venas se debilitan, se producen dilataciones y aparecen las venas varicosas azuladas.

Los casos son diferentes e implican distinta gravedad.
Es posible diferenciar entre:

  • Las varices primarias, que son visibles, palpables y superficiales. Causan pocos síntomas y plantean escasa gravedad. Aquí se incluyen arañas, varículas, estrellas vasculares, etc. que resultan estéticamente poco agradables.
  • La insuficiencia venosa crónica cuando se ven afectadas venas profundas o las varices permanecen mucho tiempo sin tratarse causando, incluso, tromboflebitis. Esta situación constituye un problema serio con sintomatología propia que debe ser tratado por el especialista.
    • Cursa con: cansancio, calambres musculares, dolor, picor, hinchazón en los tobillos y pesadez en las piernas, entre otros.

Hay múltiples factores de riesgo que inducen la aparición de varices. Destacarían: antecedentes familiares, edad, sedentarismo, estar de pie en exceso, multiparidad, obesidad, tratamientos anticonceptivos, prendas ajustadas, exposición al calor, embarazo, etc.

El diagnóstico es sencillo. Se basa en la historia clínica, una exploración física indolora y la realización de una eco-doppler que tampoco duele y permite una evaluación completa del sistema venoso.

varices dolorosas

El tratamiento pretende mejorar el estado general de las venas y prevenir la aparición de problemas circulatorios. Es el médico quien debe decidir lo más indicado o combinar las diferentes opciones terapéuticas con las que cuenta.

Podemos diferenciar:

Las medidas terapéuticas actuales pueden mejorar las varices pero no garantizan su total desaparición. Lo que se pretende es estimular el flujo sanguíneo ascendente para evitar trombosis y eliminar las varices superficiales que presenten insuficiencia valvular. Suelen pautarse actuaciones combinadas a distintos niveles:

  1. Cambiar hábitos de vida. Se recomienda: seguir una dieta sana, evitar estar de pie demasiado tiempo, caminar dos kilómetros diarios, nadar o hacer bicicleta (incluso en casa pedalear con las piernas hacia arriba acostada en la cama) facilitan el retorno venoso.
  2. Compresión por medio de vendajes compresivos y medias elásticas terapéuticas de compresión decreciente. Es el tratamiento clásico más utilizado en varices no complicadas que mantiene su vigencia y eficacia desde hace muchos años.
  3. Escleroterapia. Es una inyección dentro de la vena que causa su fibrosis por obstrucción. Es útil en varices pequeñas y debe ser realizada por un experto.
  4. Farmacológico. Se utilizan: analgésicos para el dolor en procesos largos, tónicos venosos (venotónicos) derivados del castaño de indias, escina, rutina y otros, anticoagulantes, etc.
  5. Higiénico. Se recomienda: lavar la zona con agua y jabón neutro, secar sin frotar y realizar masajes con cremas hidratantes que ayuden a movilizar la sangre hacia el corazón, previniendo la aparición de úlceras.
  6. Quirúrgico. Existen muchas posibilidades: desde la extracción de pequeñas venas varicosas por incisiones pequeñas con anestesia local o la extracción de las venas safenas y sus ramas con anestesia general, hasta la termocoagulación o el láser endovascular de índole estética fundamentalmente.

Medidas preventivas para evitar y mejorar las varices

  • Reducir el peso excesivo
  • usar calzado cómodo y con tacón bajo,
  • evitar estar de pie demasiado tiempo,
  • practicar ejercicio físico moderado a diario y movimientos que flexionen el pie para activar el bombeo muscular,
  • hidratar las piernas en profundidad.
  • dar masajes a las piernas desde los tobillos a las rodillas,
  • moverse de la silla del despacho (levántate y ponte de puntillas),
  • evitar el sol fuerte en las piernas,
  • elevar los pies para dormir,
  • usar hielo para tonificar,
  • terminar la ducha con un chorro de agua fría,
  • no fumar,
  • no beber alcohol,
  • disfrutar una dieta adecuada que incluya alimentos saludables a nivel circulatorio como: almendras, brécol, frutos rojos o pescado azul, entre otros.
Carmen Reija

Carmen Reija
Farmacéutica y
divulgadora sanitaria

Botón para ir al inicio de la página