Nutrición bajo el sol

Nutrición bajo el sol

Nutrición bajo el sol

La llegada del calor nos anima. A pesar de los problemas diarios nos sentimos “un poco mejor” y hacemos planes para disfrutar del buen tiempo. Cualquier idea sirve para ello, lo importante es cambiar el ritmo habitual y salir de casa, lejos de la tele, el ordenador, la rutina, lo que nos molesta y hacerlo pensando en nuestra salud y en la de nuestros acompañantes.

Disfruta del sol sin olvidar protegerte y proteger a los demás

Lo que dicen los expertos

Cuidado con el sol, pues, aunque los expertos recomiendan protección solar durante todo el año, nos olvidamos cuando queremos broncearnos rápidamente. No caigas en ese error, pues es imprescindible para prevenir el envejecimiento cutáneo y la aparición del cáncer de piel, según señalan los diferentes estudios científicos. Además, en verano y sobre todo durante las vacaciones, tomamos el sol, la piel se deshidrata y surgen manchas y descamación dérmica. Para evitarlo es necesario usar un protector solar e hidratarnos adecuadamente por dentro y por fuera.

Precaución especial con los niños porque su piel es muy sensible. Es recomendable ponerles crema de protección solar, gorras, gafas, camiseta….y que se pasen mucho tiempo debajo de la sombrilla.

Recomendaciones generales

Utiliza un fotoprotector adecuado. Elegirlo resulta complicado, siendo la mejor opción preguntar a un especialista y seguir sus consejos. De manera general, debemos optar por un fotoprotector con factor elevado, no escatimar en la cantidad, extremar las precauciones en zonas sensibles (cara, cuello, calva, orejas, etc.), ponerlo media hora antes de la exposición al sol y repetir la aplicación a menudo sin esperar a notar “que nos pica la piel”.


Hidrátate por dentro y por fuera, pues el agua es fundamental. La hidratación es imprescindible para mantener la piel en perfecto estado y, además de aportarla en forma de cremas, debemos ingerirla de manera adecuada. Las elevadas temperaturas hacen imprescindible que nos hidratemos bebiendo, aunque no sintamos sed y estar pendientes de niños y ancianos para evitar que se deshidraten. Puedes tomarla directamente (agua del grifo o embotellada con o sin gas), en zumos naturales (los envasados mejor sin azúcares añadidos), infusiones o refrescos, por ejemplo. También puedes aprovechar las ventajas de los caldos vegetales o el gazpacho porque contienen vitaminas y minerales de gran interés nutricional o caldos de carnes ricos además en proteínas, entre otras opciones.

La acción de las cremas solares para proteger la piel de la agresión solar se puede reforzar con la ingesta de productos naturales que actúan desde el interior del organismo y son eficaces para retrasar el envejecimiento cutáneo, mejorar nuestro bronceado y minimizar los daños producidos por el sol y los rayos ultravioletas.

Recomendaciones nutricionales

Los análisis realizados concluyen que son muchos los compuestos de interés y que su interacción potencia los beneficios mutuos. Podemos destacar: betacaroteno, flavonoides, licopeno, vitaminas (E, C, B), ácidos grasos omega-3 y minerales (azufre, selenio, manganeso y zinc, entre otros). Estos elementos se encuentran en alimentos de consumo habitual como tomates, zanahorias, melocotones, naranjas, frutos secos, lácteos, pescados y brécol, entre otros. Si deseas broncearte, sería aconsejable que no falten en tu menú diario. ¡No olvides incluirlos en tu dieta!

Consume zanahorias de la manera que prefieras y combínala con otros vegetales

Zanahorias saludables

Un aliado perfecto es la zanahoria, rica en carotenos y provitamina A. Es un estupendo antioxidante y protege nuestra piel de los rayos solares. Prepárate un zumo con dos zanahorias, un tomate y una naranja. Los dos primeros aportan betacaroteno y la naranja es fuente de vitamina C. Resultan una combinación perfecta para broncearse sin riesgos, pero no abuses porque por su composición nutricional lo adecuado es tomarse uno al día

Carmen Reija

Carmen Reija
Farmacéutica y
divulgadora sanitaria

Comparte el contenido en tus redes

Problemas cognitivos

Problemas cognitivos. A nivel preventivo y de mejora es fundamental llevar una vida saludable para envejecer de manera adecuada.
Leer más

3 comentarios en “Nutrición bajo el sol”

  1. Como mucha sandía fresquita para evitar el calor y mejorar el color de mi piel.

  2. Me encanta comer zanahorias crudas. Las llevo a todas partes y mis amigos se ríen de mí. Ahora les haré entender

Los comentarios están cerrados.

Botón para ir al inicio de la página