Problemas sanitarios en la vuelta al cole

Problemas sanitarios en la vuelta al cole

Problemas sanitarios en la vuelta al cole. Cuanto menores son los niños, más afectados se verán, pues se enfrentan (con un sistema inmunitario débil y en formación) a potentes virus que les harán desarrollar enfermedades benignas y repetitivas.

Estos ataques víricos no son totalmente negativos, ya que les ayudarán a aumentar sus defensas.

Los familiares sufrirán y los niños pasarán más tiempo en casa que en la guardería. Es un proceso por el que todos pasan en algún momento por lo que debemos estar preparados para este tipo de situaciones. Consulta a su pediatra todas tus dudas.

Problemas sanitarios en la vuelta al cole. Pandemia covid

A todo ello se une la pandemia covid que estamos padeciendo. La ansiedad de los padres es mayor ante todo lo relacionado con la escolarización de sus hijos.

Confía en sus profesores

Aunque suponga un gran esfuerzo la conciliación, se recomienda que el niño enfermo no acuda al centro de estudios hasta que esté totalmente curado.

Es la mejor opción para evitar contagios y recaídas que prolongarían el período de recuperación.

Además, como su sistema inmunitario se encuentra debilitado por la enfermedad que ha padecido, puede adquirir cualquier otra con mayor facilidad.

Démosle el tiempo que precise para volver bien recuperado, aunque suponga un “problema” de coordinación en casa.

Consulta tus dudas a su pediatra

Pero no es necesario sufrir anticipadamente. Los profesionales de la educación han demostrado su capacidad también en esta situación extrema. Sigue las indicaciones del centro escolar e intenta relajarte.

Problemas sanitarios en la vuelta al cole. Enfermedades más frecuentes

Las enfermedades más frecuentes en estas primeras etapas serían:
Conjuntivitis, normalmente bacteriana. Cursa con enrojecimiento ocular, picor y legañas pegajosas. El tratamiento debe pautarlo el pediatra porque necesita un colirio antibiótico y debe descartarse que sea un proceso alérgico en el que estaría contraindicado. Hay unas toallitas especiales para el lavado ocular que resultan muy indicadas para evitar el contagio, además de extremar la higiene.


Gastroenteritis vírica, caracterizada por inapetencia, vómitos, diarrea, cansancio y, en ocasiones febrícula. El tratamiento es sencillo: hidratarlo adecuadamente con agua, sueros de farmacia, etc. Cuando mejora, se introduce la dieta blanda y, poco a poco, la alimentación normal. Acude al pediatra, especialmente si hay fiebre alta, sangre en heces o tarda más de 3 días en recuperarse.

Varicela, causada por un virus que provoca la aparición de granos típicos de color rojo y llenos de un líquido que extiende la infección por toda la piel. Suele iniciarse detrás de las orejas, aunque puede aparecer en cualquier parte y debe ser diagnosticada por el pediatra.

Es muy contagiosa desde antes de que aparezcan hasta que se secan las ampollas, por lo que, si hay algún foco en el centro escolar, podemos esperar que nuestro hijo también la sufra y debemos acudir al pediatra al menor síntoma.

El tratamiento es sintomático con lociones para aliviar el picor, analgésicos para el dolor (no se utilizan fármacos que contengan acetilsalicílico) y antihistamínicos para reducir el picor.


Mocos; la frase típica es: “tiene mocos todo el año”. Normalmente se debe a un proceso circunscrito a las vías superiores. Cursa con mocos, tos, estornudos, taponamiento nasal, dolor de garganta y, en algunos casos, fiebre.

Se trata con lavados nasales con suero fisiológico, hidratación y antitérmicos si hay fiebre.




Es fundamental acudir al pediatra y seguir sus indicaciones

No provoquemos más tensión al niño

Problemas sanitarios en la vuelta al cole. Reduce la tensión

A lo largo del año se producen “brotes” de determinados “problemas” que deben ser tratados por el médico. No debemos recurrir a tópicos ni administrar medicamentos sin la prescripción específica del pediatra.

Tampoco resulta adecuado maximizar las situaciones provocando tensión al niño: si tiene piojos, hay que eliminarlos utilizando los productos adecuados y sin dramatizar para que él no se sienta raro y adquiera un miedo irreal

Carmen Reija

Carmen Reija
Farmacéutica y
divulgadora sanitaria

Comparte el contenido en tus redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón para ir al inicio de la página