Superar covid-19 con una buena dieta

Superar el Covid-19

sigue una dieta equilibrada para superar el covid-19


La pandemia que estamos padeciendo ha provocado muchos cambios en nuestra vida, pero no puede alterar lo imprescindible. Y la dieta constituye un pilar fundamental para mantener nuestra salud en estado óptimo, sobre todo en esto momentos con el Covid-19.


El confinamiento vivido ha afectado negativamente a nuestra alimentación, incrementándose exponencialmente el consumo de alcohol y snacks poco saludables y reduciéndose el consumo de frutas y verduras frescas.

Este cambio de hábitos nutricionales repercuten directamente en nuestra salud.


Recomendaciones de la OMS

La OMS publica anualmente su famosa pirámide nutricional. Este organismo sanitario indica los alimentos y cantidades necesarias de los mismos que debemos consumir para mantener nuestra salud y ritmo de vida. Se trata de pautas generales, pero imprescindibles.

También anima a la población a que dedique el tiempo preciso a hacer una compra adecuada y a leer la información de las etiquetas, algo que no suele formar parte de nuestra rutina, fundamentalmente porque carecemos de tiempo para ello.

Es imprescindible realizar una compra responsable

Actualmente, hacer la compra requiere nuevas medidas de seguridad que ya conocemos, aunque no todo el mundo respeta.

Tampoco podemos obviar realizar una compra equilibrada para compensar los excesos cometidos y cuidar nuestro organismo.

No olvides planificar tu compra

Para poder cumplir las indicaciones nutricionales pautadas por la OMS, resulta fundamental planificar bien la compra e incluir, en las proporciones adecuadas, alimentos de todos los grupos que conforman la pirámide nutricional.

Comparto un artículo que escribí sobre cómo organizar tu despensa, publicado en Sanamente.net

La Oms recomienda una dieta equilibrada que contenga de todo
compra responsable con las medidas covid-19

Indicaciones generales:

  1. Bebidas alcohólicas. Se indica que pueden ser consumidas de manera ocasional, con moderación y acompañadas por otros alimentos. El vino tinto se considera que tiene propiedades cardiosaludables y antienvejecimiento si se bebe moderadamente.
  2. Carbohidratos complejos. Considerados una perfecta fuente de energía. Se indica que debemos consumir entre 6 y 11 raciones diarias en función de nuestra actividad personal. En este grupo están incluidos: pan, pasta, arroz, patatas, harinas, etc., preferentemente en sus versiones integrales, para obtener todos los beneficios de este grupo de alimentos.
  3. Frutas. Consideradas antioxidantes ideales. Aportan vitaminas, minerales y fibra (imprescindible para lograr un correcto tránsito intestinal). Se recomiendan de 2 a 4 raciones diarias y pueden ser consumidas a cualquier hora.
  4. Hidratos de carbono simples. No se recomienda abusar de su consumo. Los dulces (galletas, pasteles, etc.) contienen azucares y grasas saturadas que no aportan ningún beneficio a nuestro organismo y, en exceso, se consideran inadecuados y poco saludables.
  5. Lípidos. Son compuestos que no pueden ser excluidos totalmente, pero su consumo debe ser controlado en personas que padecen, por ejemplo, hipercolesterolemia. Los más saludables son los que proceden de los aceites vegetales, especialmente el de oliva del que se recomienda una cucharada al día.
  6. Proteínas. Resultan imprescindibles para el organismo y puedes encontrarlas en varias fuentes:
    1. Los embutidos y la carne roja son considerados por la OMS de consumo opcional, ocasional y moderado porque su ingesta excesiva puede resultar perjudicial para la salud.
    2. Los lácteos. En cualquiera de sus versiones son ricos en calcio, fundamental para el sistema nervioso y los huesos. Deben consumirse de dos a tres veces al día eligiendo, preferentemente, los que son bajos en grasa.
    3. Las legumbres, los huevos, los frutos secos, la carne blanca (pollo, pavo, conejo) y el pescado también aportan proteínas saludables de gran interés nutricional.
  7. Verduras y hortalizas. En su composición destaca la presencia de vitaminas y sales minerales, además de fibra. Se recomiendan entre tres y cinco raciones al día. Compra las de temporada para aprovechar al máximo los nutrientes que aportan al organismo.

Las dudas nos asaltan…

No es tan complicado

Aunque pueda parecerlo, es fácil incluir en tu cesta de la compra todo lo necesario para disfrutar de una dieta saludable. Solo tienes que sentarte tranquilamente, pensar en los menús que vas a elaborar y escribir una lista con todo lo necesario para ello.

¿Cómo me organizo?

Empieza por el principio. Lo primero que vas a tomar es el desayuno así que por ahí debes empezar y, para no liarte, hacer la lista de manera secuencial pensando en cada una de las comidas que vas a realizar.

Una propuesta saludable

Para el desayuno necesitarías naranjas, leche semidesnatada, pan integral, aceite, tomate y jamón serrano. A media mañana puedes tomar un yogur desnatado con trozos de frutas. La comida puede consistir en patatas cocidas, salmón a la plancha, menestra de verduras y flan. A media tarde un té verde y tres nueces. Para cenar puedes preparar un filete de pollo a la plancha, arroz integral, ensalada completa y una manzana.

Me voy a la compra

Ya sabes lo que vas a comer y lo que necesitas para ello. Escribe lo que precisas en un papel (o en tu móvil) y acude a tu local de venta preferido. No olvides ordenarla por grupos de alimentos (o por recetas completas) para que resulte más sencillo y rápido el momento de la compra.

Es comprensible que la sensación incapacitante que produce la migraña te incline a buscar soluciones rápidas, pero es un error ya que se ha comprobado que el exceso de medicación o que la que tomes sea inadecuada, provoca más dolor y que el problema se perpetúe.

Consulta a tu médico para prevenir y mejorar tu estado.

Carmen Reija

Carmen Reija
Farmacéutica y
divulgadora sanitaria

Botón para ir al inicio de la página